Las juntas de personal y comités de empresa del sector sanitario de Almería se concentran contra los recortes

23 enero 2017

Las juntas de personal y comités de empresa de la sanidad almeriense, a través de SATSE, UGT, CSI-F, CCOO,  FASPI y USAE, han convocado una concentración para este jueves 26 de enero, a partir de las 11 horas, en la puerta de la Delegación de Salud.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

Uno de los grandes problemas de nuestra sanidad es que el dinero que la Junta de Andalucía destina a la Sanidad Pública condiciona y limita irremediablemente la atención sanitaria que reciben los pacientes y ciudadanos en general, en este sentido la Junta destina poco mas de 1000€ por habitante mientras que la media de las Comunidades Autónomas es de 1300€ por habitante.

La calidad asistencial es fundamental generarla desde el primer nivel de la sanidad como es la Atención Primaria y ha sido el ámbito que más ha sufrido la política de recortes sanitarios.

Almería es el farolillo rojo en cuanto al personal destinado a la sanidad, habiéndose perdido más de 500 trabajadores en Almería y 7000 en la Sanidad Andaluza en los últimos años, estamos entre las provincias que más esperan para operarse de las patologías más frecuentes, habiéndose incrementado las listas de espera las consultas externas y las pruebas diagnósticas.

Sin olvidar que Almería ocupa la penúltima posición de Andalucía en camas públicas de hospital, de hecho, en el ratio de camas de hospitales públicos, la provincia no llega a las 2 camas por mil habitantes mientras que la media en Andalucía es de 2,19 y en el resto de comunidades del 3,12. Para alcanzar la media de Andalucía, la provincia de Almería necesita 94 camas hospitalarias nuevas y 216 para situarse en la media de España

Ante este panorama nada prometedor alguien debería tener la sensibilidad social suficiente para, alejándose y huyendo de la complacencia y el desprecio a la opinión de ciudadanos y profesionales, sea capaz de dar un giro de más de 180o a nuestra sanidad pública andaluza, de lo contrario, es condenarla a la descapitalización asistencial, el descrédito, la desmotivación y frustración de los profesionales de la sanidad así como a la desconfianza creciente de los ciudadanos.

Por lo tanto queremos manifestar nuestro más rotundo rechazo a la política de recortes continuos ejecutados por el Gobierno Andaluz y el Gobierno de España y a su falta de responsabilidad ya que con estas medidas ponen en peligro la salud de los pacientes, la calidad asistencial, el buen hacer de los trabajadores y trabajadoras y del propio sistema sanitario.

Para finalizar, decir que la salud y la vida están siempre por encima de cualquier interés político o económico.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email