SATSE advierte que los recortes de la Junta en Salud son discriminatorios y no garantizan el mantenimiento del empleo

21 mayo 2012

María Jesús Montero, Consejera de Salud Junta de Andalucía

El Sindicato de Enfermería, el mayoritario en la Mesa Sectorial de Sanidad de Andalucía, insiste en su rechazo a los recortes y anuncia la convocatoria de movilizaciones autonómicas desde el día 29. Para SATSE son recortes impuestos sin posibilidad de negociación por parte de la Junta de Andalucía y que afectarán gravemente a la supervivencia del sistema sanitario público andaluz.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía ha insistido en su rechazo del plan de recortes anunciado por la Junta de Andalucía al considerarlos discriminatorios para el personal sanitario y que en ningún caso garantiza el mantenimiento del empleo. Tras conocer en la reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad los detalles de la aplicación del plan pormenorizados por la Consejera de Salud, María Jesús Montero, SATSE reafirma su rechazo frontal a las medidas y anuncia un calendario de movilizaciones a partir del 29 de mayo.

SATSE, sindicato mayoritario de la Mesa Sectorial de Sanidad de Andalucía, ha lamentado que la presencia de la Consejera de Salud en este foro de negociación no haya servido para que se garantice que la brutal bajada salarial que se aplicará al personal sanitario impida que se produzcan recortes en la actual plantilla del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Lejos del discurso de la Junta de Andalucía, asegura el Sindicato de Enfermería, Montero ha sido incapaz de comprometerse a que no se perderá ningún puesto de personal interino o eventual, vitales para el funcionamiento del sistema sanitario. 

Por eso, el Sindicato de Enfermería cuestiona las intenciones del plan de recortes de la Junta de Andalucía de ampliar jornada y disminuir salarios para garantizar el mantenimiento del empleo. Para SATSE, se merma el poder adquisitivo del personal sanitario y se deja en el aire el empleo de los más de 6.000 profesionales eventuales e interinos con los que cuenta actualmente el SAS.

De igual forma, SATSE ha criticado la fórmula elegida por la Consejería de Hacienda para aplicar este recorte pues serán los profesionales sanitarios los que sufran una merma mayor en sus salarios respecto a otros colectivos de la Función Pública que no cuentan en sus nóminas con tantos conceptos variables, que en Sanidad suponen el reconocimiento económico de la penosidad en los turnos rotatorios y nocturno.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería explica que, excepto al de sueldo, trienios, complemento específico y de destino, el recorte salarial del 10 por ciento afectará a todos los conceptos variables de la nómina mensual, incluido el complemento de Carrera Profesional que el sindicato no entiende como variable. A esto se suma la reducción de complementos adicionales de pagas extraordinarias de junio y diciembre y el incremento de la jornada hasta 37,5 horas semanales. En el caso de los profesionales interinos o con contratos eventuales, se reducirá la jornada y el sueldo en un 15 por ciento.

Con estas medidas, SATSE entiende que es inevitable que se rebaje la actividad y sea necesario en periodos vacacionales el cierre de centros y unidades, circunstancia que ya se produjo, por ejemplo, durante el pasado verano cuando llegaron a clausurarse más de 900 camas en los centros hospitalarios andaluces.

Alternativas

Respecto a las medidas alternativas, el Sindicato de Enfermería propondrá la aplicación de recortes en otros conceptos que no afecten directamente al grueso de la plantilla del SAS como, por ejemplo, la imposición de una limitación salarial de las retribuciones de los directores de las Unidades de Gestión Clínica o la eliminación de conceptos como la exclusividad para los directivos.

No obstante, el Sindicato de Enfermería ha lamentado que la administración sólo conceda un plazo de 24 horas a los sindicatos para presentar sus alegaciones circunstancia que, a juicio de SATSE, evidencia el nulo talante negociador de la Administración andaluza. De hecho, según ha detallado la Administración, la intención es que las medidas de ajusten sean aprobadas de forma definitiva el próximo día 29 de mayo con el objetivo de que entren en vigor el mismo 1 de junio.

Ante esta situación, el Sindicato de Enfermería considera que la aplicación de estas medidas implican el inicio de un conflicto permanente en la Sanidad Pública andaluza, en el que ya no sólo estará en juego el supervivencia de la atención sanitaria tal y como la conocemos, sino también el mantenimiento del empleo de miles de profesionales sanitarios.

Por este motivo, SATSE concluye anunciando la puesta en marcha de un calendario de movilizaciones que comenzará el próximo 29 de mayo, coincidiendo con la finalización de la tramitación de las medidas de ajuste, que será prolongado en el tiempo y en el que trabaja ya de forma conjunta con otras organizaciones sindicales representativas de la Función Pública Andaluza.