SATSE Andalucía alerta al próximo Ejecutivo ante posibles agravios o discriminaciones hacia Enfermería y Fisioterapia

27 diciembre 2018

Con motivo de la configuración de un nuevo Gobierno en la Junta de Andalucía, SATSE afirma que no permanecerá pasivo ante agravios o discriminaciones a Enfermería y Fisioterapia. SATSE exige respeto para las Enfermeras y Fisioterapeutas del Servicio Andaluz de Salud, pues no consentirá diferencia de trato en sus derechos laborales y retributivos respecto de otros colectivos.

El Sindicato de Enfermería SATSE Andalucía ha alertado al próximo Gobierno Andaluz, y concretamente a quien ostente la titularidad de la Consejería de Salud tras la constitución del mismo, que no permitirá pasivamente agravios o discriminación alguna hacia las Enfermeras y Fisioterapeutas del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

SATSE sale así al paso de las informaciones que vienen apareciendo en los medios de comunicación de pactos entre fuerzas políticas en materia sanitaria.

Desde el Sindicato de Enfermería se esperará a contar en Andalucía con un nuevo Ejecutivo para hacer llegar al mismo las reivindicaciones y situaciones insostenibles que soportan las Enfermeras y Fisioterapeutas del Servicio Andaluz de Salud, pues aunque las mismas son insoportables desde hace tiempo, tanto en los hospitales como en los centros de salud, a SATSE no le pareció oportuno promover movilizaciones y un conflicto en Andalucía en pleno proceso electoral a la Junta de Andalucía y, por tanto, sin un nuevo Gobierno configurado con capacidad para negociar y resolver.

Si bien, una vez finalizado el mismo y a la espera de constituirse el nuevo Ejecutivo, SATSE pondrá en marcha los mecanismos de trabajo sindical que un estado de derecho permite para defender y proteger las condiciones laborales, profesionales y retributivas de las Enfermeras y los Fisioterapeutas que diariamente atienden y cuidan a miles de pacientes y ciudadanos en nuestros hospitales y centros de salud en unas condiciones inaceptables que ponen en riesgo la seguridad del paciente y la propia salud laboral de los profesionales.

SATSE recuerda al respecto que las Enfermeras y Fisioterapeutas que trabajan en el SAS tienen derecho a que se les trate laboral, profesional y retributivamente igual que por ejemplo sus compañeros y compañeras de Navarra o el País Vasco, pues como han afirmado algunos líderes políticos de Andalucía, “a igual trabajo, igual salario”.

En este sentido tienen derecho a que sus retribuciones, condiciones laborales y ratios de pacientes por Enfermera sean similares a los de la Enfermería y Fisioterapia de estas Comunidades.

SATSE señala que los medios de comunicación informan de pactos entre dos fuerzas políticas en Andalucía para equiparar los sueldos del Ejecutivo Andaluz y altos directivos a los del Ministerio de Sanidad y otros organismos gubernamentales, lo cual supone un importante incremento salarial para los primeros. Al respecto, el Sindicato de Enfermería reclama lo mismo para las Enfermeras y Fisioterapeutas del SAS, tomando como referencia las comunidades autónomas de Navarra y Euskadi en materia laboral y retributiva, y también exige para pacientes y ciudadanos la misma financiación por habitante y año y la misma dotación de camas por habitantes que en dichas comunidades autónomas.

Por otro lado, SATSE afirma que es sangrante la discriminación y desigualdad de trato que sufren las Enfermeras y los Fisioterapeutas de Andalucía por parte del SAS respecto de otros colectivos que, aun compartiendo mismos espacios laborales y profesionales, cuentan con mejoras sustanciales en detrimento de los primeros, tales como el abono salarial por la dedicación exclusiva; sufren disminución salarial a pesar de pertenecer al mismo grupo de clasificación profesional (A); no se benefician de la exención de guardia a los 55 años, sino que por el contrario a las Enfermeras se les impone seguir haciendo noches y rotatorios hasta su jubilación. Tampoco cuentan con turnos estables de trabajo con jornada laboral ordinaria en los hospitales, siempre de lunes a viernes y de 8 a 15 horas, sino que a las Enfermeras se les imponen turnos rotatorios de mañanas, tardes, noches, domingos y festivos, a pesar de las graves consecuencias que ello tiene para su salud y sin establecerse medidas compensatorias y medidas que palien las consecuencias negativas para su salud, o también los ratios absolutamente desequilibrados por 1.000 habitantes de Médicos y Enfermeras en claro detrimento de estas últimas.

De esta manera, SATSE asevera que si el camino para que las justas reivindicaciones de las Enfermeras y Fisioterapeutas entren en la agenda política de los gobernantes es el conflicto y la movilización en pleno proceso electoral, el Sindicato de Enfermería toma nota ante los próximos compromisos electorales Municipales, Europeos y tal vez Generales, pues sería un error que alguien pueda tener la tentación de confundir prudencia y responsabilidad con pasividad o conformismo, y eso desde luego no está a la hoja de ruta del Sindicato de Enfermería en Andalucía.

Finaliza SATSE asegurando que permanecerá muy vigilante a los acontecimientos políticos y acuerdos que se están desarrollando en Andalucía ante la futura configuración de un nuevo Ejecutivo, cuya evolución determinará la respuesta y comportamiento del Sindicato de Enfermería en las próximas semanas y meses.