SATSE Andalucía pone en valor la figura de la enfermera escolar en el Congreso de la Federación Española de Diabetes

13 septiembre 2018

El Sindicato de Enfermería sigue recabando apoyos con el objetivo de sumar fuerzas y que la figura de la enfermera escolar en los centros educativos andaluces sea una realidad lo más inmediata posible. SATSE pide a la Junta de Andalucía que siga el ejemplo de Canarias, donde a partir de enero se implantará la enfermera escolar, e inicie este curso el pilotaje en los centros educativos de la comunidad.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía continúa recabando apoyos a su propuesta para implantar la figura de la enfermera escolar en los centros educativos andaluces. De hecho, SATSE ha pedido a la Junta de Andalucía que siga el ejemplo de Canarias, donde a partir de enero se implantará la enfermera escolar, e inicie andaluces durante el curso 2018/2019 el pilotaje en los centros educativos de la comunidad.

Para conseguir este objetivo, en el marco de su campaña de información y sensibilización para la puesta en marcha de la enfermera escolar, el Sindicato de Enfermería ha estado presente en el II Congreso Nacional de la Federación Española de Diabetes (FEDE), celebrado en Sevilla el pasado sábado, donde se ha abordado la atención de la diabetes en la escuela.

En concreto, en el marco del Congreso Nacional de FEDE, Raquel Romero Castellano, enfermera escolar y delegada del Sindicato de Enfermería, expuso su experiencia personal en este campo profesional para defender la importancia de contar con enfermeras en los centros educativos para ayudar a normalizar la vida de escolares con enfermedades crónicas, como es el caso de la diabetes.

La enfermera escolar, tal y como defiende SATSE, contribuirá además en el fomento de los hábitos de vida saludables y desarrollaría funciones asistenciales, de docencia en Educación para la Salud y de gestión de recursos e investigación en cuidados y salud de la población infantil.

Desde mayo del pasado año el Sindicato de Enfermería lleva manteniendo encuentros con asociaciones de pacientes, asociaciones de padres y madres, alumnos, profesorados e instituciones del ámbito académico, entre otros, para sumar esfuerzos que se concreten en la implantación de la figura de la enfermera escolar en Andalucía.

De igual forma, se han mantenido ya diversas reuniones con todos los grupos parlamentarios andaluces que han comprometido su respaldo a la propuesta. Por este motivo, SATSE continuará insistiendo para que a lo largo del curso escolar que acaba de iniciarse se ponga en marcha el proyecto piloto de la enfermera escolar en los centros educativos andaluces.

Ejemplo Canario

A juicio del Sindicato de Enfermería, la Junta de Andalucía debería tomar el ejemplo de la comunidad Canarias donde se sigue avanzado en el proceso de implantación del proyecto de enfermería escolar en los centros educativos del Archipiélago, que está previsto pueda comenzar a funcionar en el próximo mes de enero de 2019.

Con este fin, el Sindicato de Enfermería reclama al Gobierno andaluz la habilitación de créditos en los próximos presupuestos para la implantación de la enfermera escolar, confiando que el actual panorama político andaluz no afecte para el desarrollo de un proyecto que cuenta con un apoyo mayoritario tanto político como social.

Establecer el servicio de Enfermería Escolar en los centros educativos, tal y como apuntan desde el sindicato, tiene como principales propósitos la seguridad del alumno, tanto sano como enfermo, evitaría el absentismo escolar y por ende el absentismo laboral de padres o tutores, reforzaría la seguridad de los profesores y del propio centro escolar que por tanto permitirá a los alumnos y alumnas evitar problemas derivados de enfermedades crónicas o puntuales, así como ser personas más sanas con valores positivos en salud.

La presencia de profesionales de Enfermería en los colegios implicaría una mayor tranquilidad para los alumnos, los familiares y los docentes al contar el centro educativo con un profesional sanitario preparado y formado para atender las necesidades de los escolares, tanto la de escolares con enfermedades crónicas que requieran la administración de tratamientos, como los que necesiten un control de la alimentación (como alérgicos, celíacos e intolerantes) y, en general, para garantizar asistencia sanitaria en caso de accidentes.

Galería multimedia