SATSE apela al acuerdo entre Junta de Andalucía y Gobierno Central para dar seguridad jurídica al mantenimiento de las 35 horas

20 diciembre 2017

El Sindicato de Enfermería ve positivo el acuerdo presentado por el Consejo de Gobierno andaluz frente a la sentencia del Constitucional, pero considera que un pacto entre administraciones daría mayor seguridad jurídica. SATSE llevaba desde 2012 demandando a la Junta que ejerciera su capacidad de autoorganización para respetar las condiciones laborales de los profesionales frente a los recortes del Gobierno Central.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía instado al Gobierno Central y Junta de Andalucía a cerrar un acuerdo para la recuperación definitiva de la jornada laboral de 35 horas semanales para los empleados públicos andaluces. SATSE ha valorado de forma positiva el acuerdo del Consejo de Gobierno frente a la sentencia del Constitucional que obliga a recuperar la jornada de 37,5 horas semanales, pero considera que un pacto entre administraciones daría mayor seguridad jurídica.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería, el mayoritario de la Sanidad Pública andaluza, aplaude que, por fin, la Junta de Andalucía haya decidido ejercer su capacidad de autoorganización para respetar las condiciones laborales de sus profesionales frente a los recortes impuestos desde el Gobierno central, si bien entiende que esta medida llega demasiado tarde.

De hecho, el sindicato sanitario recalca que desde que se impusiera la jornada de 37,5 horas, a través de la disposición adicional septuagésima primera de la Ley 2/2012, de Presupuestos Generales del Estado para 2012, viene reclamando a la Junta de Andalucía, y en especial a la Administración sanitaria, que el incremento de jornada se realizara computando el derecho de todos los profesionales a disponer de horas de formación continua, docencia e investigación dentro de la jornada laboral anual, independientemente de la modalidad de jornada a la que estén adscritos.

Por eso, SATSE agradece que, aunque con años de retraso, se haya optado ahora por esta misma fórmula, ya que el acuerdo de Consejo de Gobierno fija la jornada laboral ordinaria de 37,5 horas semanales, en cumplimiento por lo exigido por el Tribunal Constitucional, con 35 presenciales que serán completadas con media hora diaria de formación y preparación de tareas fuera del puesto de trabajo. En el ámbito sanitario, el acuerdo indica que se mantendrán los turnos aprobados y no se alterarán las retribuciones de jornada complementaria.

Resta por verificar si los servicios jurídicos de la Junta de Andalucía dan validez a esta fórmula, cuestionada tras su paso y toma en consideración por el Consejo de Gobierno, para atender el requerimiento del Constitucional. Y es que, como viene SATSE advirtiendo, el acuerdo inicial con los sindicatos de clase que propici

Recuperar lo recortado

En cualquier caso, para el Sindicato de Enfermería es de vital importancia el mantenimiento de la jornada de las 35 horas, ya que la destrucción de empleo que supuso las 37,5 horas para Enfermería fue abrumadora. Tanto es así, que según los cálculos de SATSE, aún para la recuperación real de la jornada de las 35 horas semanales, solo en Enfermería serían necesarios 2.400 contratos. Solo incrementando el número de contrataciones se podrá garantizar tanto la mejora de las condiciones laborales de los profesionales como la recuperación de una asistencia sanitaria de calidad.

En la misma línea, y apelando las intenciones mostradas con este nuevo acuerdo por el Gobierno andaluz, el Sindicato subraya que son muchos los recortes que aún permanecen vigentes para el personal de Enfermería de Andalucía, y sólo algunos tienen fecha comprometida, como es el último pago que queda pendiente de la devolución de la extra de 2012, cuya previsión es abonarla en febrero de 2018.

A esto hay que sumar el recorte adicional que ha conllevado en estos años la paralización de la Carrera Profesional del SAS, que aunque la Administración andaluza ha reactivado la certificación de la carrera profesional correspondiente al año 2012, aún sigue sin darse resolución al resto de los procesos. Un reconocimiento, apunta SATSE, que está avalado por los tribunales ya que han sido numerosas las sentencias ganadas por el Sindicato en las que se obliga al Servicio Andaluz de Salud a abonar los atrasos por el reconocimiento de sus niveles de Carrera.

Otro de los recortes sustraídos al personal sanitario son las retribuciones variables íntegras que se redujeron en un 10 por ciento desde la entrada en vigor de la Ley 3/2012, de 21 septiembre, de Medidas Fiscales, Administrativas, Laborales y en materia de Hacienda Pública para el reequilibrio económico-financiero de la Junta de Andalucía.

Recorte del 10 por ciento que se aplica sobre el personal del servicio sanitario afecta a conceptos que retribuyen las condiciones especiales de penosidad respecto a otros sectores que no realizan trabajos a turnos, noches, festivos, jornada complementaria y dispersión geográfica entre otros, conceptos por los que se cobran en torno al 50 por ciento de la nómina mensual y cuyo hipotético pago se posterga divido en dos plazos del 5 por ciento en 2018 y 5 por ciento en 2019 y sin reconocer la devolución de lo que se ha dejado de percibir en estos años.

Por otra parte, otro de los recortes que aún a día de hoy los profesionales de Enfermería continúan sufriendo y que la Junta parece haber olvidado que tiene que restituir es la cuantía del complemento específico de las pagas adicionales de julio y diciembre de 2013 y 2014, y que para éste personal supone una merma salarial de unos 1.800 euros.

Finaliza SATSE asegurando que no va a consentir que se siga castigando a los profesionales sanitarios andaluces y que es un buen momento para sacar a la Sanidad Pública de la confrontación política y en especial a los profesionales que la hacen posible cada día.

Información relacionada>>