SATSE exige al SAS refuerzos y sustituciones del personal para garantizar la asistencia sanitaria durante las fiestas

28 diciembre 2017

El Sindicato de Enfermería alerta de problemas en los centros sanitarios ante el incremento de la demanda por las patologías generadas por la bajada de las temperaturas coincidiendo con los días festivos. La falta de cobertura de las bajas y los permisos del personal están generando sobrecarga a los profesionales y demoras en la asistencia a los usuarios.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía ha exigido a la Consejería de Salud un incremento de las plantillas en los centros sanitarios de Andalucía durante las fiestas navideñas. Dicho incremento, apunta el sindicato debe, garantizar tanto la sustitución de las bajas y permisos del personal como los refuerzos necesarios para hacer frente al incremento de la demanda derivada de la baja de las temperaturas.

Según denuncia SATSE, un año más la aplicación de una política puramente economicista en la Sanidad andaluza, en la que prima la contención del gasto a costa del incremento de las cargas de trabajo de los profesionales, está dejando durante las fiestas navideñas en ocasiones las plantillas en un 50 por ciento de lo habitual por la falta de cobertura de los permisos reglamentarios y las bajas. Esta situación deriva en demoras en la atención a los usuarios y una sobrecarga laboral para los trabajadores.

SATSE recalca que es necesario cubrir todas las ausencias de personal que se produzcan durante las fiestas navideñas, bien por bajas o por el disfrute de los permisos reglamentarios que legalmente les corresponde, ya que en estas fechas se suelen pedir los permisos y días de vacaciones que no se han podido disfrutar en el resto del año. En cualquier caso, dado que las plantillas son de por sí escasas, sería necesaria la contratación de un personal de refuerzo al margen de que se cubran todas las bajas, circunstancia que no sucede a pesar de encontrarse en situación de Alta Frecuentación.

De esta forma, el personal se encuentra en situación de estrés e indignación por la sobrecarga laboral a la que se ven sometidos, elevando el riesgo de que se presenten elementos adversos para los usuarios derivados de las dificultades del personal de enfermería para realizar su labor asistencial en unas condiciones mínimas de calidad y seguridad. En este sentido, SATSE permanecerá vigilante para no se sobrepasen los límites de seguridad establecidos en dos pacientes por enfermera en la unidad de críticos y doce pacientes por profesional de Enfermería en unidad hospitalaria.

Así, las circunstancias actuales, continúa SATSE, están afectando negativamente tanto a los pacientes, que sufren un servicio que poco a poco se va deteriorando por la falta de recursos humanos, como a los propios profesionales de enfermería, que viven en una continua situación de stress acumulado por la sobrecarga de trabajo. Está situación que se repite año tras año, es sin lugar a duda desconcertante e inaguantable para un profesional de Enfermería, que ve como día a día se tiene que enfrentar a situaciones de angustia profesional y personal, incertidumbre y la incomprensión por parte de los usuarios.

En Primaria la nula contratación de enfermeras para cubrir las ausencias, unida a la ya endémica escasez de plantilla en los centros de salud, obliga a los profesionales de enfermería a trabajar bajo una gran presión derivada de las ingentes cargas de trabajo que se les impone al tener que realizar su trabajo y el de los compañeros que no sustituyen. La falta de personal en Primaria, puerta de acceso al sistema, implica en muchos casos que el usuario ante la imposibilidad de ser atendido acabe en las urgencias de los centros hospitalarios, generando el consiguiente colapso.

Ante esta situación, SATSE concluye asegurando que cualquier deficiencia o dificultad que se produzca en la prestación de los servicios no es de los profesionales sino de los responsables de la Consejería de Salud y el Servicio Andaluz de Salud por la nefasta gestión que realizan en el sistema sanitario público andaluz