SATSE lamenta que el enfrentamiento político vuelva a afectar a los empleados públicos andaluces

15 diciembre 2017

El Tribunal Constitucional ha estimado el recurso del Gobierno Central y ha anulado la norma andaluza que reducía la jornada laboral de los funcionarios a 35 horas, al entender que se estaban invadiendo competencias autonómicas. SATSE ha lamentado el fallo y recuerda que lleva meses de movilizaciones reclamando un acuerdo entre Administración Central y Autonómica.

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha estimado el recurso presentado por el Gobierno central contra el decreto-ley 5/2016 de la Junta por el que se regula la jornada de trabajo de los empleados públicos de la Junta de Andalucía, reduciendo a 35 horas semanales dicha jornada, de forma que el TC ha anulado dicho decreto. (ver información ampliada)

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía ha lamentado el fallo, que en cualquier caso era previsible vistos los casos previos de otras comunidades, y recuerda que lleva meses de movilizaciones reclamando un acuerdo entre Administración Central y Autonómica para dejar de utilizar a los empleados públicos como rehenes del enfrentamiento político.

SATSE denuncia que con el fallo del TC vuelve a generarse incertidumbre y desestabilidad laboral a miles de profesionales motivo por el que, al igual que hizo durante la campaña de movilizaciones, realiza un llamamiento tanto al ejecutivo central como al andaluz para que se saque a la Sanidad Pública, y en especial a los profesionales que la hacen posible cada día, de la confrontación política.

Retornar a la jornada de 37,5 horas sería una medida que afectaría gravemente a los empleados públicos andaluces, muy especialmente a los profesionales sanitarios, siendo necesario mantener la jornada laboral de las 35 horas para contar con empleos de mayor calidad y prestar unos servicios óptimos a la ciudadanía.

Además, el Sindicato de Enfermería reitera, como hizo en su momento, que se ha llegado a este punto tanto por la confrontación política como por el acuerdo trampa suscrito entre la Junta de Andalucía y los sindicatos de clase que, entre otros puntos, acogía la vuelta a las 35 horas sin la negociación necesaria y que, como se preveía, ha quedado anulado al carecer de respaldo político ni sustento legal.

Ante esta situación, SATSE exigirá a la Junta de Andalucía que, al margen de las consecuencias de la sentencia, si realmente quiere realizar un defensa de los derechos de sus trabajadores, ejerza su capacidad de autoorganización para respetar las condiciones laborales de los profesionales, así como el empleo generado por la vuelta a las 35 horas. Sin olvidar la calidad asistencial y seguridad para el paciente aportados por la recuperación de profesionales para dar atención sanitaria y cuidados.