SATSE valora positivamente el apoyo unánime en el Parlamento de Andalucía a impulsar acciones contra el intrusismo en fisioterapia

04 septiembre 2020

El Sindicato de Enfermería valora de forma positiva y agradece el apoyo unánime de los grupos parlamentarios a una Proposición no de Ley (PNL) en la que insta al Gobierno de la Junta a impulsar “acciones que combatan el intrusismo en la profesión de la fisioterapia”. Se trata de una reiterada reivindicación de SATSE para que las administraciones públicas actúen con mayor contundencia ante los persistentes casos de intrusismo profesional que siguen sufriendo los fisioterapeutas y que conllevan un serio riesgo para la salud de los ciudadanos.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha valorado de forma muy positiva la aprobación en el Parlamento de Andalucía de una Proposición no de Ley (PNL) por la que se insta al Gobierno de la Junta a impulsar “acciones que combatan el intrusismo en la profesión de la fisioterapia”. SATSE ha agradecido el apoyo unánime de los grupos parlamentarios a esta propuesta, que coincide con una reiterada reclamación del sindicato, para que las administraciones públicas actúen con mayor contundencia ante los persistentes casos de intrusismo profesional que siguen sufriendo los fisioterapeutas y que conllevan un serio riesgo para la salud de los ciudadanos.

En concreto, el Sindicato de Enfermería detallada que la propuesta, presentada por el grupo parlamentario de Ciudadanos, ha sido aprobada por la unanimidad de los grupos políticos en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía en una sesión parlamentaria en la que los distintos portavoces se han hecho eco de ésta y otras reivindicaciones de SATSE para el colectivo de fisioterapeutas. La PNL solicita que se establezcan medidas de información a la ciudadanía para que se sepa la formación y los requisitos legales que deben reunir los centros dedicados a este sector, con el fin de que se conozcan por los usuarios antes de requerir del servicio de un o una fisioterapia.

El Sindicato de Enfermería recuerda que lleva tiempo demandando a las distintas a administraciones públicas, tanto a nivel estatal como autonómico, que tienen que ser más beligerantes frente al intrusismo profesional que afecta a los fisioterapeutas e impulsar las actuaciones de control y sanción pertinentes ante lo que supone un claro fraude a la sociedad con repercusiones negativas en la seguridad y salud de las personas.

Entre otras acciones, desde el Sindicato se incide en la necesidad de que las autoridades autonómicas y locales sean especialmente estrictos en los procesos de autorización, inspección y control en todos aquellos centros que ofertan servicios de fisioterapia. Al respecto, recuerda que solo pueden ser realizados por un fisioterapeuta, como profesional sanitario acreditado por un título universitario.

En este sentido, SATSE recalca, por ejemplo, en que no es lo mismo ser masajista o fisioterapeuta, ya que el primero, que no es un profesional sanitario, no puede tratar patologías ni hacer ningún tipo de actuación terapéutica que pueda confundir a la población.

El Sindicato insiste en que las garantías que ofrece un fisioterapeuta no son comparables, en modo alguno,  a las que puede ofrecer un ‘pseudoprofesional’, apuntando que, en ocasiones, la escasa formación de estas personas puede comprometer gravemente la salud de sus pacientes, al aplicar técnicas o métodos cuyos efectos no sean los más indicados e, incluso, puedan resultar contraproducentes.

Se trata de situaciones, además, en las que la persona afectada puede verse desamparada en el supuesto de reclamación o conflicto, en cuanto a responsabilidad civil, ya que, a diferencia de los fisioterapeutas que sí tienen cubiertos estos riesgos, la mayoría de estas personas no tienen contratada ninguna póliza, apuntan desde SATSE.

De otro lado, la organización sindical reclama también una mayor contundencia y diligencia a las correspondientes instancias judiciales a la hora de condenar este tipo de prácticas fraudulentas que constituyen un delito de intrusismo laboral, y también, en ocasiones, de falsificación de documento público y apropiación indebida.

El Sindicato de Enfermería confía en que la iniciativa aprobada en el Parlamento de Andalucía y la unanimidad mostrada por los distintos partidos políticos sirva para impulsar acciones que acaben con estas prácticas y sirvan de apoyo al colectivo de fisioterapeutas.

Por su parte, SATSE concluye asegurando que continuará insistiendo al Gobierno andaluz sobre la necesidad de potenciar la atención de Fisioterapia en la Sanidad Pública motivo por el que exige la presencia de un profesional en cada centro de salud así como el incremento de las infraestructuras y recursos para que puedan desarrollar su trabajo.