SATSE vincula con los recortes la mala valoración de la Sanidad andaluza en el Barómetro Sanitario de 2016

06 marzo 2017

El Sindicato de Enfermería resalta que entre 2012 y 2016, periodo de mayor incidencia de los recortes, ha descendido la valoración de la Sanidad andaluza en el Barómetro que elabora anualmente el Ministerio. SATSE señala la pérdida de puestos de trabajo de Enfermería como una de las principales causas para que descienda la valoración general y en particular la del trabajo que realizan estos profesionales en Andalucía.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía ha vinculado los recortes aplicados en la Sanidad Pública andaluza con la mala valoración que recibe en la última edición del Barómetro Sanitario, correspondiente a 2016, publicado la pasada semana por el Ministerio de Sanidad. En el mismo, la Sanidad andaluza obtiene una puntuación de 6,39 sobre 10, por debajo de la media nacional, siendo la séptima más baja de España y descendiendo respecto a años anteriores.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería considera que los datos del Barómetro Sanitario dejan en evidencia el progresivo deterioro de la Sanidad Pública andaluza coincidiendo con la mayor incidencia de los recortes impuestos tanto desde el Gobierno Central como por los propios de la Junta de Andalucía, dejando claro que la valoración sólo se salva por la profesionalidad de sus trabajadores, que en el caso de Enfermería reciben un 7,28 de puntuación.

De hecho, SATSE señala que la nota otorgada por los andaluces a la Sanidad ha descendido desde el 6,68 de 2012 a la nota de 6,39 que recibe en el Barómetro de 2016, cifra que además se encuentra por debajo de la media nacional que se sitúa en 6,55 puntos y siendo Andalucía la séptima más baja de España, sólo por encima de Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Ceuta y de Melilla.

Además apunta el Sindicato de Enfermería que los sucesivos informes desvelan que se han incrementado el número de usuarios que opinan que aunque algunas cosas funcionan bien, el sistema sanitario necesita cambios fundamentales, pasando del 21,20 por ciento en 2012 al 32,20 por ciento en 2016, y descienden quienes consideran que funciona bien aunque necesita algunos cambios 52,98% en 2012 frente a 45,10% en 2016, siendo estas las opiniones mayoritarias de los encuestados.

Todos los servicios sanitarios públicos obtienen en Andalucía una nota inferior a la de la media de la sanidad pública española, destacando el caso de Atención Primaria, valorada con 7,11 puntos, la nota más baja de España, salvo la de Ceuta, e inferior a los 7,29 puntos de promedio nacional.

Enfermería, la más valorada
De otro lado, el Barómetro Sanitario vuelve a quedar claro que la enfermería es la profesión sanitaria más valorada por los ciudadanos, recibiendo en Andalucía una puntuación de 7,28 sobre 10, por encima de la puntuación otorgada a la atención médica, que recibe de los andaluces 7,15 puntos, según destaca el Sindicato de Enfermería.

Para SATSE, aunque el dato en sí es positivo, queda por debajo de la media nacional, que sitúa los cuidados y la atención de la Enfermería con un 7,48 puntos, y con las cifras alcanzadas en los últimos años que llegó a ser del 7,70 por ciento en el barómetro de 2013, que puntúa la atención del año anterior, y por tanto previo a los principales recortes aplicados en la Sanidad andaluza.

A juicio del Sindicato de Enfermería, esta circunstancia está motivada por la drástica destrucción de empleo enfermero que ha sufrido la Sanidad andaluza en los últimos años, siendo la categoría más castigada por los recortes. Según datos de SATSE, las ratios de profesionales de Enfermería del SAS respecto de la población andaluza son los peores de todas las comunidades autónomas del Estado y se encuentran muy alejadas de las de otros países europeos.

Así lo recogen los datos aportados por la OCDE, y recopilados por el sindicato, que sitúa la media en 8 enfermeras por 1.000 habitantes, España, tan solo tiene 5,5 enfermeras por 1.000 habitantes, cifra que en el caso de la comunidad andaluza baja aún más, hasta las 2,8 enfermeras por 1.000 andaluces, siendo necesario incrementar la plantilla en, al menos, 7.000 profesionales, sólo para empezar a recuperar las plazas destruidas y acercarse a la media nacional de la ratio enfermera/paciente.

Ante esta situación y a la luz de los datos oficiales, SATSE concluye volviendo a exigir a la Junta de Andalucía a plantearse una estrategia de urgencia para la consecución en un corto espacio de tiempo de unas ratios que, al menos, sitúen a Andalucía en la media del ratio enfermera/población del Estado español, todo ello, concluye el Sindicato de Enfermería, para evitar que llegue a ponerse en riesgo la asistencia sanitaria a los andaluces que, como evidencia el barómetro sanitario, cada vez tienen una peor percepción de la Sanidad.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email