Al presidente del Colegio de Médicos de Sevilla

03 agosto 2022

José Sánchez Gámez
Secretario General de SATSE Andalucía

El 25 de julio, el presidente de la Junta de Andalucía daba a conocer el nombre de las personas que formarían parte de su nuevo Gobierno, entre las que se encontraba como nueva responsable de la Consejería de Salud la hasta ahora viceconsejera y mano derecha del anterior consejero, Catalina García.

Poco después de conocerse la noticia, el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, en declaraciones a un medio de comunicación, se deshacía en elogios hacia el anterior consejero de Salud, Jesús Aguirre, pero al ser preguntado por la designación de su más estrecha colaboradora y artífice necesaria de la política sanitaria andaluza en estos últimos cuatro años, como nueva consejera cambió de tono radicalmente y planteó un problema, según él, insalvable y es que es enfermera.

Desde el Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía consideramos que son sectarias e inaceptables las críticas planteadas por el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, a la vez que trasnochadas y cargadas de rancio corporativismo por el simple hecho que la nueva consejera no es uno de los suyos, esto es, médico, sino que por el contrario es enfermera. Además, consideramos que son opiniones retrógradas que causan un profundo bochorno a las enfermeras y enfermeros andaluces y seguramente también a muchos colegas suyos de la profesión médica.

Estamos convencidos desde SATSE de que las criticas obedecen, sin duda, a un comportamiento inmaduro y frívolo por parte de quien dice representar a todos los médicos de la provincia de Sevilla.

Entendemos que, además, menosprecia el trabajo realizado por todo un colectivo de Enfermería a lo largo de la historia, dando a entender erróneamente que los médicos son los únicos que pueden tener el privilegio de llegar a tales puestos de alta responsabilidad política, o que son cargos exclusivos para los médicos. Es, desde luego, una forma de pensar propia de tiempos pasados muy alejada de la realidad que exige nuestro Sistema Sanitario y sus profesionales.

Es patético que el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla ponga en duda la capacidad de liderazgo político y profesional de la nueva consejera de Salud por el simple hecho de ser enfermera y que justifique, además, su postura en que los médicos deben liderar esos puestos de responsabilidad política llamándolos irónicamente “por arriba” y, lo que es peor, que dé a entender que así debe seguir siendo.

SATSE considera lamentable que el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla se erija en juez y valedor de los nombramientos realizados por el Presidente de la Junta de Andalucia y le recordamos que no se le escucharon críticas similares cuando otros profesionales ajenos al ámbito sanitario (economistas, abogados, etc.) ocuparon cargos de alta responsabilidad.

En este sentido, queremos subrayar que se trata de un puesto con responsabilidades para dirigir nuestra política sanitaria, y que será la evolución de su gestión en los próximos cuatro años la que determine una valoración positiva o no de su trabajo.

El presidente del Colegio de Médicos de Sevilla debería saber que las enfermeras y enfermeros reciben formación específica sobre dirección y gestión sanitaria en la Universidad, además de solventes conocimientos científicos y soporte clínico para liderar la atención sanitaria y los cuidados de los pacientes y ciudadanos en general, lo que hace que sean muchos los profesionales de la Enfermería que han ocupado importante puestos de responsabilidad al frente de centros e instituciones sanitarias en Andalucía.

En este sentido hay que recordar que otras compañeras enfermeras han ocupado puestos similares al de Catalina García en otras comunidades autónomas, como es el caso de Patricia Gómez Picard, consejera de Salud y Consumo de Baleares desde hace siete años, o distintos nombramientos de directores generales en otras autonomías. Sirva también como referencia que la responsabilidad sanitaria en Estados Unidos recae en una enfermera.

Está acreditado que la gestión realizada por los profesionales de Enfermería en puestos de dirección ha sido totalmente satisfactoria, además de suponer un valor añadido que dichos puestos sean ocupados por enfermeros, ya que facilitan la integración de todos los profesionales en un trabajo necesariamente multidisciplinar, promoviendo el trabajo en equipo y obteniendo mejores resultados en medidas de calidad y eficiencia. Sin olvidar sus aportaciones innovadoras y llenas de frescura en la visión estratégica y la hoja de ruta por la que ha de caminar nuestra sanidad, si queremos de verdad que vaya hacia un modelo sanitario basado en la prevención y los cuidados que aporte valor y calidad a la salud y a la vida de 47 millones de personas en nuestro país, además de contribuir decididamente a la sostenibilidad de nuestro Sistema Sanitario Público.

Por todo ello, desde SATSE rechazamos con contundencia los comentarios y actitudes evidenciadas por el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, cargadas de importantes connotaciones de supremacía y exclusividad, que nadie le ha otorgado y que solo contribuyen a generar malestar entre los profesionales, en vez de propiciar la colaboración y el respeto entre todos en favor de la Sanidad Pública Andaluza y de los ciudadanos.