SATSE acusa a Salud de confundir a la ciudadanía sobre la vuelta a la atención presencial en Primaria en Andalucía

03 marzo 2021

El Sindicato de Enfermería muestra su malestar por el anuncio de la Consejería de Salud y Familias sobre el incremento de citas presenciales desde principios de marzo en centros de salud al considerar que inducen a confusión a la ciudadanía sobre la actividad en Primaria ya que para enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas se ha mantenido presencial durante toda la pandemia. SATSE exige además que todas las medidas a adoptar sean consensuadas con los profesionales de Atención Primaria y explicadas de forma clara y transparente a la población desde la Administración Pública.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha acusado a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía de inducir a la confusión de la ciudadanía al anunciar la vuelta a la atención presencial en Atención Primaria. Según subraya SATSE, los centros de salud han estado abiertos durante toda la pandemia y, al menos, las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas han mantenido en todo momento la atención presencial, a pesar del incremento de la presión asistencial y de la actividad derivada de la pandemia como el seguimiento de casos Covid, cribados o vacunaciones.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería quiere transmitir el malestar generado entre los profesionales por las declaraciones del Consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en las que se indicaba que a partir del 2 de marzo "cualquier persona en Andalucía podrá ir a visitar a su médico de cabecera o a su enfermera de una forma fluida, como antes, a través del aumento de las citas presenciales, pero siempre garantizando la seguridad" y ello debido a que "ha bajado la presión a nivel de los centros de salud y los vamos a abrir un poquito".

Ante estas afirmaciones, desde SATSE se puntualiza que los centros de salud han estado abiertos durante toda la pandemia, a diferencia de otros ámbitos asistenciales, priorizando la seguridad de la población y trabajando bajo una intensa presión asistencial, con escasos recursos materiales y de protección y con un agravamiento del déficit de enfermeras y fisioterapeutas.

Se ha priorizado un cambio en la forma de gestionar las citas, pero manteniendo siempre una atención presencial en los centros de salud, afirma el Sindicato de Enfermería, al menos para las enfermeras para las que las consultas telefónicas prácticamente han sido residuales. Por el contrario, han controlado la pandemia en los centros y han actuado de puerta de entrada al sistema valorado a cada paciente y asignando cita presencial siempre que la demanda lo ha requerido.

En esta línea, la organización sindical asegura que no hay una disminución de la demanda en la Atención Primaria, al contrario, la presión asistencial es muy elevada, incrementándose hasta una media del doble de pacientes diarios las agendas de enfermeras y fisioterapeutas siendo la inmensa mayoría demandas de problemas de salud presencial frente a un pequeño número de citas administrativas.

SATSE recuerda que las enfermeras y enfermeros han visto en estos meses aumentadas las tareas que deben realizar derivadas del Covid-19 tales como el seguimiento de pacientes positivos, la atención telefónica, el control de los colegios, el cribado de pacientes respiratorios o el seguimiento de pacientes en residencias, sin que ello haya supuesto un incremento de las plantillas, y desde finales de diciembre se están haciendo cargo además de la vacunación frente a la Covid-19.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería lleva meses demandando la adecuación de las plantillas de enfermeras de Atención Primaria para que la asignación de población por cada enfermera no supere los 1.500 habitantes. Con este objetivo, sería necesario incrementar en más de 4.100 enfermeras la plantilla de primaria en Andalucía.

Por eso, SATSE lamenta que declaraciones como las realizadas por el Consejero de Salud de la Junta de Andalucía pueden ser interpretadas como una falta de trabajo o de actitud por parte de las enfermeras, fisioterapeutas y del resto de profesionales de Atención Primaria, cuando la realidad es que en todos los ámbitos donde han trabajado (Centros de Salud, los Consultorios Rurales, los Servicios de Urgencias de Atención Primaria, los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias, y los Servicios de Urgencias Hospitalarias) la atención sanitaria se ha realizado de acuerdo a la buena praxis y siempre, desde el inicio de la pandemia, aportando un valor extra de motivación y entrega a la población.

Por todo ello, el Sindicato de Enfermería concluye exigiendo a la Consejería de Salud y Familias que explique a la población el arduo y difícil trabajo que han realizado los profesionales durante la pandemia, recalcando que enfermeras y fisioterapeutas son personal sanitario en primera línea contra la Covid-19 que ha sufrido en primera persona la enfermedad y el fallecimiento de compañeros de trabajo y de sus pacientes. 

Por último, SATSE reclama que cualquier medida que se adopte sea consensuada con los profesionales de Atención Primaria, negociada con las organizaciones sindicales y explicadas de forma clara y transparente a la población desde las administraciones públicas.