SATSE advierte en el Parlamento que el presupuesto de 2021 mantendrá la infradotación de recursos en la Sanidad andaluza

24 noviembre 2020

El Sindicato de Enfermería reclama en su comparecencia en el Parlamento de Andalucía un mayor esfuerzo económico al Gobierno andaluz en materia sanitaria ya que, en caso contrario, se mantendrá al sistema sanitario público andaluz a la cola de las comunidades en inversión por habitante. SATSE asegura además que el Proyecto de Ley de Presupuestos consolida la discriminación salarial de los profesionales sanitarios andaluces respecto a los del resto del Estado y sigue sin recoger partidas para afrontar un incremento de plantillas.

El Secretario General del Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía, José Sánchez Gámez, ha advertido hoy en el Parlamento de Andalucía que el Proyecto de Ley de Presupuestos para la Comunidad autónoma en 2021 supone un nuevo "jarro de agua fría" para el sistema sanitario público Andaluz, al mantenerse el gasto por habitante en materia sanitaria en el último lugar de las comunidades españolas.

En el marco de la comparecencias de agentes sociales en relación con el Proyecto de Ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía para el año 2021, el Secretario General de SATSE ha asegurado que la previsión presupuestaria para 2021 "volverá, un año más, a abocar a la sanidad pública andaluza a una situación de infradotación de recursos humanos, materiales y humanos que le alejará aún más del objetivo de ofrecer una atención segura y de calidad a todos los ciudadanos y pacientes".

SATSE considera "absolutamente insuficiente" el gasto por habitante que se destinará el próximo año a sanidad. "No hay avance alguno, sino parálisis y estancamiento, lo que supondrá una atención sanitaria menos segura y de peor calidad".  Por ello, pedimos tanto al actual Gobierno como al resto de formaciones políticas, que aumenten un 10% cada año el gasto por habitante destinado a sanidad hasta alcanzar la media española para el año 2022, lo que supondría poder cumplir con las promesas electorales realizadas por el actual gobierno.

Así, la organización sindical recalca que Andalucía con un gasto sanitario por habitante de 1.390 euros debe situarse al menos en la media de España que es de 1.656 euros en inversión sanitaria. Comunidades, como Navarra, Euskadi, la Rioja o Extremadura, por ejemplo, ya superan los 1.700 euros por habitante destinado a sus respectivos sistemas de salud. Por este motivo SATSE exige a este gobierno que dejemos de ser el farolillo rojo de España en gastos sanitario y que cuando termine su legislatura sitúe a Andalucía, como mínimo, en la media de España en gasto sanitario por habitante.

Según ha detallado el responsable autonómico del Sindicato de Enfermería, en materia sanitaria el Crédito Inicial para el año 2021 es de 11.721 millones de euros, que se traducen en una disminución del 1,73% o 206 millones de euros, es decir, aunque se habla de un 6,4%, la realidad es que hay una bajada del 1,7% respecto a los créditos disponibles en 2020, y que ya se han demostrado insuficientes, y estando aun por gastar durante tres meses más. Por lo que desde SATSE “abogamos y proponemos que el Presupuesto para Andalucía en 2021 alcance al menos en Sanidad los 12.300 millones, y así podrían ser reales, para que se pueda proteger a los ciudadanos con eficacia y calidad”.

Incremento de plantilla

En este sentido, este incremento de la inversión ·haría posible un refuerzo de la Atención Primaria tan necesaria, así como el aumento de la ratio enfermera por cada 1.000 habitantes y poder acercarnos a la media española, de 5,3, ya que ahora mismo estamos en 4,3 enfermeras por cada 1000 habitantes en Andalucía. Igualmente, se ha referido a la necesidad de aumentar las plantillas de otras categorías como Matronas, que presentan una ratio de 0,10 por cada 1.000 habitantes o Fisioterapeutas, con una ratio irrisoria de 0,06 por 1.000, muy alejadas en ambos casos de las recomendaciones de la OMS.

Con este aumento presupuestario se podrían estabilizar los contratos de los sanitarios del SSPA, ha detallado Sánchez Gámez en su comparecencia, y que “los nuevos contratos tengan una duración superior, mejorar la atención a los enfermos crónicos, implantar la Enfermera Escolar en el curso 2021-2022, recuperar la normalidad en la atención hospitalaria a pacientes crónicos y disminuir listas de espera de consultas, pruebas diagnósticas y de intervenciones quirúrgicas, para que no existan pacientes con esperas superiores a los tiempos de garantías recogidos en la legislación andaluza y nacional, y la mejora de Infraestructuras Sanitarias, etc”

“Si no hay este aumento en los presupuestos, volveremos a tener las dificultades que hemos tenido en este año y seguirán las deficiencias tan graves en la Sanidad Andaluza”, expone el Secretario General de SATSE, quien ha cuestionado además que se puedan poner en marchas nuevas infraestructuras como el antiguo Hospital Militar en Sevilla “si no se cuenta con presupuestos para dotarlo del personal necesario”.

Congelación salarial

Por último, en materia de retribuciones, el Sindicato de Enfermería ha denunciado que para el ejercicio 2021 vuelven a quedar “congeladas, salvo en las subidas previstas en los Presupuestos Generales del Estado” de modo que “no hay recuperación ni equiparación salarial con las otras comunidades autónomas como nos vienen prometiendo desde el Gobierno andaluz”, motivo por el que ha exigido también cambios en este aspecto.

>> Puedes ver la intervención íntegra en la web del Parlamento de Andalucía en este enlace: Comisión de Hacienda y Financiación Europea (24/11/2020) 

Galería multimedia