SATSE denuncia que el SAS volverá a dejar este mes sin completar el pago del Complemento al Rendimiento Profesional de 2019

27 enero 2021

SATSE denuncia que el SAS, de forma unilateral, vuelve a incumplir sus propios plazos y tampoco completará este mes de enero el pago del pago del Complemento al Rendimiento Profesional (CRP), que retribuye objetivos cumplidos en 2019. Resta por abonar en torno a un 14%, que para enfermeras o fisioterapeutas suponen unos 350 euros. Mientras mantiene esta deuda, el SAS anuncia que adelantará el pago de un 15% pero correspondiente al CRP 2020.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Andalucía ha denunciado que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha vuelto a retrasar el pago del Complemento al Rendimiento Profesional (CRP) a sus profesionales, complemento que retribuye objetivos realizados en 2019. El SAS se comprometió el pasado mes de diciembre en Mesa Sectorial de Sanidad a que la cuantía que restaba por abonar del CRP de 2019 se pagaría en la nómina complementaria de diciembre, que se recibe en el mes de enero, si bien ahora vuelve a dejarlo en suspenso sin fecha prevista.

En este sentido, SATSE denuncia que en plena tercera ola y cuando mayor sobreesfuerzo se está requiriendo a los profesionales de la Sanidad pública andaluza, la Junta de Andalucía aplaza una vez más sine die el pago del CRP del año 2019, del que resta en torno a un 14 por ciento, que supone para enfermeras o fisioterapeutas una cuantía de unos 350 euros.

A juicio del Sindicato de Enfermería, ésta medida supone un grave ataque a los profesionales del SAS que ven cómo, una vez más, se produce una confiscación de sus nóminas precisamente cuando se les está exigiendo un mayor esfuerzo y compromiso. Además cabe recordar que el CRP retribuye objetivos ya realizados en el año 2019, hecho que agrava más si cabe la injusticia de la medida.

Para el Sindicato de Enfermería la Administración andaluza, con medidas como esta de retrasar el CRP, no está valorando la labor que desarrollan cada día los sanitarios, más aún ante la crisis sanitaria derivada del Covid-19 en la que enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas, así como el resto de profesionales de la sanidad pública andaluza han dejado claro su profesionalidad, capacidad, competencias y humanidad, por lo que no es de recibo que ahora el Gobierno andaluz, lejos de reconocer su trabajo y esfuerzo, les demore el pago de unas retribuciones por objetivos que cumplieron ya de sobra en años anteriores.

SATSE recuerda que ya en el pasado mes de abril, cuando se fraccionó el primer pago, expresó sus sospechas de que algo estaba pasando con el CRP. Es más, subraya el sindicato sanitario, en ese momento la administración llegó a vender a la opinión pública el pago de este complemento como una gratificación por el trabajo realizado frente al Covid.

Fraccionado también 2020

Si de verdad se quiere premiar a los profesionales, expone SATSE, se tendría que abonar el 100% de la cuantía máxima de cada categoría en un solo pago y sin evaluación. Por el contrario, aunque no se ha materializado aún, además de seguir aplazando el pago del 2019, el SAS ya ha dictado una resolución por la que pretende fraccionar de nuevo el abono del CRP en este ejercicio presupuestario 2021, en el que se tendrían que recompensar los objetivos cumplidos por los profesionales durante el 2020.

A falta de concretar si se aplica o no esta resolución, ya que ni siquiera se ha presentado en Mesa Sectorial, el Sindicato de Enfermería detalla que la intención del SAS es abonar el CRP de 2020 en tres pagos un 15% de la cuantía máxima establecida para cada categoría a abonar en el proceso de la nómina de enero, a modo de adelanto, y otro 15% en el proceso de la nómina de junio, quedando el tercer pago para octubre una vez realizadas las evaluaciones.

Ante esta situación, SATSE concluye advirtiendo que mientras se mantenga esta deuda se reserva su derecho a adoptar cuantas acciones considere oportunas contra una medida que considera injusta para los miles de profesionales de la Sanidad andaluza que, literalmente, están arriesgando su propia vida y salud para cuidar de los ciudadanos.