SATSE insiste en incrementar los ámbitos de actuación de los fisioterapeutas en el SAS

03 junio 2022

SATSE exige que se reconozca la capacidad y autonomía profesional de los fisioterapeutas para queno se recorten sus competencias, pues ello va en detrimento de la profesión y de la calidad asistencial. El Sindicato de Enfermería, que ya trasladó esta reivindicación a la anterior Dirección General de Personal del SAS, ha solicitado a la nueva responsable una reunión para a estudiar cambios en la actual Cartera de Servicios.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha vuelto a reclamar al Servicio Andaluz de Salud (SAS) un incremento sustancial de los ámbitos de actuación en los que los fisioterapeutas pueden y deben prestar los cuidados propios de su profesión, tanto en los hospitales como los centros de salud, ya que, en la actualidad, su labor aun es infravalorada, dependiente y poco reconocida cuando es fundamental para mejorar la salud, bienestar y calidad de vida de cientos de miles de personas.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería ha solicitado una reunión con la nueva Directora General de Personal del SAS, Carmen Bustamante, para trasladarle las reivindicaciones de los fisioterapeutas en materia de reconocimiento de competencias y estudiar cambios en la cartera de servicios de la Sanidad andaluza, tal y como ya le solicitó a su antecesor en el cargo Alberto Fernández.

Y es que SATSE entiende que la oferta clínico-asistencial del SAS, lejos de reconocer la capacidad profesional de los fisioterapeutas recogida en diferentes marcos legales, infravalora a esta profesión relegándola a un plano técnico en la que se convierte al profesional en un mero aplicador de técnicas de Fisioterapia, obviando las funciones de valoración, diagnóstico, valoración de evolución e informe de alta.

El Sindicato de Enfermería ha constatado que la cartera de servicio en el SAS no posibilita el óptimo desarrollo y avance profesional de los fisioterapeutas, a los cuales, como recoge la Ley de Ordenación de las profesiones sanitarias, les corresponde “la prestación de los cuidados propios de su disciplina, a través de tratamientos con medios y agentes físicos, dirigidos a la recuperación y rehabilitación de personas con disfunciones o discapacidades somáticas, así como a la prevención de las mismas”.

Además, desde la organización sindical se incide en el decisivo papel que han jugado los profesionales de la Fisioterapia en la lucha contra la pandemia, al constatarse su importante y necesaria intervención en críticos, semicríticos y pacientes con secuelas Covid-19, y que de cara a futuro resultará también crucial.

Junto a la modificación de la cartera de servicios, el SATSE expondrá también a la nueva Directora de Personal del SAS el déficit de plantillas que implica enormes listas de espera para ser tratado por un fisioterapeuta, especialmente en el ámbito de la Atención Primaria, de ahí la urgente necesidad de que haya, al menos, un profesional en cada centro de salud.

Aunque el Sindicato de Enfermería reconoce que en los últimos años se han producido avances, denuncia que Andalucía continúa muy alejada de la ratio de 1 fisioterapeuta por 1.000 habitantes recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), al contar el sistema sanitario público andaluz con 0,06 profesionales por 1.000 habitantes, por debajo incluso de la medida nacional que cuenta con 0,1 profesionales por 1.000 habitantes.

SATSE concluye reiterando la importancia de apostar por una adecuada dotación de fisioterapeutas pues conllevaría una rentabilidad inmediata, no solo a nivel sanitario, sino tanto económica como social, ya que la intervención temprana de estos profesionales propicia la reducción de los tiempos de baja laboral, así como la recuperación total, en muchas ocasiones, de la funcionalidad y, por tanto, un considerable ahorro en los costes sanitarios y para las empresas o centros de trabajo, además de recuperarse con prontitud el bienestar del paciente.