SATSE reclama a la Junta de Andalucía que dote a los colegios de un servicio de Enfermería

14 noviembre 2011

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, el Sindicato de Enfermería de Andalucía reivindica el papel de la Enfermería en la educación sanitaria y la prevención de la enfermedad. SATSE considera que la presencia de profesionales de Enfermería en los colegios generaría tranquilidad a los familiares de los escolares.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía ha reclamado a la Junta de Andalucía que dote a las escuelas de profesionales de Enfermería para mejorar la educación sanitaria y la prevención de enfermedades como la diabetes. Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes, SATSE ha solicitado al Gobierno autonómico que deje de eludir su responsabilidad social y, a través del Sistema Sanitario Público, dote a los centros educativos de profesionales de Enfermería.

En concreto, el Sindicato de Enfermería pide que, dentro de las políticas de apoyo a las familias andaluzas, se dote al SAS de un servicio de Enfermería que cubra desde el ámbito de salud, con un acuerdo intersectorial con Educación, la necesidad de incluir en las escuelas los servicios de Enfermería.

El objetivo de este servicio, tal y como apunta el sindicato, es llevar a cabo las intervenciones en cuidados necesarias para el creciente número de niños y adolescentes con patologías crónicas y cubran la ya creciente demanda de padres, alumnos y profesorado de la enseñanza de educación para la salud en una población infantil y juvenil cada vez más necesitada.

En este sentido, SATSE considera que la presencia de profesionales de Enfermería en los colegios implicaría una mayor tranquilidad para los familiares al contar el centro educativo con un profesional sanitario preparado y formado para atender las necesidades de los escolares, tanto la de escolares con enfermedades crónicas que requieran la administración de tratamientos, como los que necesiten un control de la alimentación (como alérgicos, celíacos e intolerantes) y, en general, para garantizar asistencia sanitaria en caso de accidentes.

Prevenir la diabetes
Respecto a la diabetes, para SATSE el rol de enfermería en el campo de la educación para la salud, especialmente en el ámbito escolar, contribuiría a potenciar los hábitos de vida saludable, que constituyen en sí mismo un freno para la enfermedad. Además, el Sindicato de Enfermería informa que si se ofrece una buena educación en diabetes a las personas ya diagnosticadas se contribuye a mejorar su calidad de vida y a evitar los efectos secundarios que pueden producirse en este tipo de enfermos como la retinopatía, neuropatía, pie diabético, hipoglucemia y diferentes enfermedades coronarias.

En la misma línea, el Sindicato de Enfermería recuerda que las enfermeras juegan un papel de vital importancia en la administración de la insulina porque instruye al enfermo sobre esta medicación, sus efectos y complicaciones, le enseña la técnica de administración más conveniente, además de hacerle perder sus miedos y ayudarle a aceptar el proceso con normalidad.