SATSE reclama al SAS la generalización del uso de mascarillas FFP2 para mejorar la protección de los sanitarios

03 diciembre 2020
Enfermera termina de colocarse su Equipo de Protección Individual (EPI)

El Sindicato de Enfermería denuncia que el SAS cuenta con más de 3,6 millones de mascarillas FFP2 almacenadas mientras muchos profesionales sanitarios no tienen para su desempeño habitual con la máxima protección, pese a existir ya una clara evidencia científica sobre la transmisión del coronavirus por aerosoles.SATSE subraya que se están produciendo aún un alto número de contagios entre el personal sanitario en Andalucía, con más de 7.300 casos positivos por Covid y un incremento del 61 por ciento en el último mes.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha reclamado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que adopte las medidas necesarias para la generalización del uso de mascarillas de mayor protección para el personal sanitario, en especial para las enfermeras y fisioterapeutas. En concreto, SATSE ha exigido se facilite el uso de las mascarillas FFP2 a los profesionales, una vez que se ha demostrado científicamente la transmisión del coronavirus por aerosoles y ante el constante aumento de contagios entre el personal sanitario en Andalucía, con más de 7.300 casos y un incremento del 61 por ciento en el último mes.

Con este fin, el SATSE ha remitido sendos escritos al Director Gerente y la Directora General de Profesionales del SAS, Miguel Ángel Guzmán y Pilar Bartolomé, con esta petición, al igual que ya hiciera en días pasados a nivel estatal con el Ministro de Sanidad, Salvador Illa. En sus escrito, el Sindicato de Enfermería denuncian que, pese a existir ya una clara evidencia científica que permite afirmar que el virus SARS CoV- 2 se transmite también por aerosoles, muchos profesionales sanitarios no cuentan en su desempeño habitual con la máxima protección, teniendo sólo a su disposición mascarillas quirúrgicas.

Las mascarillas quirúrgicas evitan la propagación de las gotículas, pero no de los aerosoles, que pueden ser exhalados por las zonas en que esas mascarillas no quedan ajustadas, apunta el Sindicato de Enfermería. Además el portador de una mascarilla quirúrgica puede inhalar dichos aerosoles por los huecos que deja dicha mascarilla, sobre todo en ambientes cerrados, y que aumenta el riesgo si no hay una correcta renovación de aire exterior o filtrada.

Por eso, la organización sindical ha trasladado además esta petición a la reunión del Comité Sectorial de Seguridad y Salud del SAS, celebrado esta semana, asegurando que las mascarillas que realmente protegen contra los aerosoles son las FFP2 y FFP3 sin válvula, que protegen tanto al que la lleva como a quién está al lado. Estas mascarillas, además se pueden adaptar a la fisionomía de la cara de la persona que las porta.

El sindicato ha recordado además a los responsables del SAS que el personal sanitario está expuesto a ambientes contaminados o con alto riesgo de contaminación por aerosoles portadores del SARS-CoV-2, ya que se van acumulando en los ambientes cerrados procedentes de los pacientes y familiares y quizá, en algún caso, por compañeros de trabajo que aún no tienen síntomas o están en una fase inicial de la infección que es cuando más poder de transmisión tiene el virus.

Asimismo, SATSE subraya que se está produciendo aún un alto número de contagios entre el personal sanitario, los cuales, según la evidencia científica, se registran en su mayoría en su lugar de trabajo, por una exposición constante a aerosoles. Por ello, insiste en que los profesionales sanitarios están expuestos de forma constante, aunque sea en pequeñas dosis (turnos que van de 7 a 24 horas), y aunque lleven una mascarilla quirúrgica, ya que ésta no proporciona la suficiente protección.

Más de 7.300 contagiados

SATSE recuerda que, según los últimos datos oficiales del SAS, a 27 de noviembre, eran 1.256 los profesionales del SAS positivos por Covid, encontrándose además otros 608 en aislamiento. De ellos, la categoría de enfermera es la más que presenta más casos, con 434 profesionales contagiados por Covid a esa fecha.

En lo que respecta a los datos acumulados hasta finales de noviembre han sido 7.341 los profesionales del SAS positivos por Covid y 17.071 los que han tenido que permanecer por algún periodo en aislamiento. Como dato relevante que eleva la alarma para SATSE, es que hasta 30 de octubre estas cifras eran de 4.550 los positivos y 13.781 los profesionales aislados, de forma que en el último mes se ha producido un incremento de casi el 61% en contagios con un total del 2.791 nuevos positivos.

Por todo ello, SATSE Andalucía ha extensible a los responsables del SAS la petición de facilitar el uso de las FFP2 para los profesionales, máxime cuando, según los datos facilitados por la propia administración, Andalucía cuenta entre sus existencias de EPIS y otros elementos de protección frente a Covid-19, a 1 de diciembre de 2020, con 3.666.748 mascarillas FFP2 y 456.285 de FFP3, material que de nada sirve en los almacenes mientras sigue creciendo los contagios entre el personal sanitario, concluye el Sindicato de Enfermería.

Actualmente de baja (27/11/2020)
Provincia Covid + Aislamiento
Almería 76 59
Cádiz 146 138
Córdoba 94 41
Granada 320 54
Huelva 88 53
Jaén 157 91
Málaga 136 81
Sevilla 239 91
Total general 1.256 608
Acumulados hasta 27/11/2020
Provincia Covid + Aislamiento
Almería 358 838
Cádiz 823 3.526
Córdoba 767 1.029
Granada 1.777 1.554
Huelva 305 1.036
Jaén 700 1.448
Málaga 1.113 3.131
Sevilla 1.498 4.509
Total general 7.341 17.071
Incremento último mes
Provincia Covid + a 30/10 Covid + a 27/11 Incremento de casos positivos
Almería 198 358 + 160 + 82%
Cádiz 478 823 + 345 + 72%
Córdoba 488 767 + 279 + 57%
Granada 966 1.777 + 811 + 84%
Huelva 177 305 + 128 + 72%
Jaén 460 700 + 240 + 52%
Málaga 834 1.113 + 279 + 33%
Sevilla 949 1.498 + 549 + 58%
Total general 4.550 7.341 + 2.791 + 61%