SATSE y Colegio de Fisioterapia trabajarán juntos para mejorar las condiciones de los fisioterapeutas andaluces

22 noviembre 2022

Ambas organizaciones han remitido un escrito a la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, solicitando una reunión inminente en la que abordar las mejoras que son necesarias para los fisioterapeutas de la sanidad andaluza. A pesar de ser un colectivo que desempeña un papel fundamental en la salud de las personas, su situación es precaria y está infravalorada por la Administración.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía y el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía han acordado trabajar juntos para alcanzar mejoras en las condiciones laborales y retributivas de los Fisioterapeutas de la sanidad andaluza.

Para ello, en primer lugar, han remitido un escrito a la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, solicitando una reunión inminente para poder consensuar ciertos cambios necesarios en el colectivo de fisioterapeutas con el fin de poder colaborar en mejorar la eficiencia del sistema, optimizando la asistencia sanitaria de la población andaluza, y también mejorar y poner en valor la labor y la profesión de los fisioterapeutas en Andalucía.

Explican ambas organizaciones, que entre las peticiones que se han solicitado a la Administración, se encuentra la actualización y mejora de la cartera de servicios, ya que actualmente no se reconoce la capacidad profesional de los fisioterapeutas, sino que se infravalora a esta profesión relegándola a un plano técnico en la que se convierte al profesional en un mero aplicador de técnicas de fisioterapia, obviando las funciones de valoración, diagnostico, evolución e informe de alta; e incorporando nuevas competencias en los distintos campos que se ha ido desarrollando la profesión.

En la misma línea, aseguran SATSE y el Colegio de Fisioterapeutas, es necesario que el Servicio Andaluz de Salud ponga en marcha las Consultas de Acogida a través de la escuela de salud pública, para mejorar la accesibilidad de los ciudadanos y ofertarles una mejor atención reduciendo los tiempos de espera y priorizando la atención de la demanda clínica en disfunciones del movimiento de origen diverso, e instaurando protocolos de actuación para el colectivo.

En cuanto a los recursos humanos, es innegable la falta de profesionales de fisioterapia que existe en Atención Primaria, ámbito en el que es necesario la creación de nuevas plazas, ya que actualmente la plantilla de fisioterapeutas en el SAS es de 1.003 fisioterapeutas en el primer trimestre de 2022, contando por tanto con solo un fisioterapeuta para atender a 8.500 personas de media en la sanidad pública, lejos de la ratio recomendada por la OMS que es de un fisioterapeuta por cada 1.000 personas.
Pero, no solo la Atención Primaria se encuentra deficitaria de estos profesionales, aseguran las organizaciones, también es primordial instaurar la figura del fisioterapeuta en las UCIs ya que este colectivo ha demostrado la importancia de su labor durante la pandemia en la gestión de los cuidados a pacientes COVID, desarrollando su trabajo dentro del equipo interdisciplinar con atención de 24 horas y 7 días a la semana.

Otra de las reivindicaciones que tanto el Sindicato de Enfermería como el Colegio de Fisioterapeutas reclaman a la Administración sanitaria, es el reconocimiento profesional del colectivo. Es fundamental integrar a los fisioterapeutas en los equipos interdisciplinares y adscribirlos orgánicamente a las Unidades de Gestión Clínica donde desempeñan su labor asistencial; así como hacer realidad la creación de la categoría de fisioterapeuta clínico investigador, que ya se encuentra aprobadas para otras profesiones sanitarias dentro del SAS, y que tienen que reforzar un sistema propio de actuación basado en la evidencia científica y el desarrollo de nuevos procesos de intervención y líneas de investigación que ayuden a modernizar la organización, competencias y procesos asistenciales de todo el servicio público.

Articular los mecanismos para implementar la prescripción en los fisioterapeutas, así como adscribir a los mismos en el Grupo A son otras de las demandas que resultan prioritarias para que la profesión pueda avanzar y adquirir el valor social y profesional que merece.

SATSE y el Colegio de Andaluz de Fisioterapeutas esperan que sus peticiones sean oídas, y la administración sanitaria andaluza convoque esa reunión solicitada para iniciar negociaciones y alcanzar acuerdos que den como resultados mejoras en las condiciones laborales y retributivas de los fisioterapeutas en la sanidad andaluza.